Volver

19-06-2017In-formad@s

Calor y personas mayores: consejos para sobrellevar las altas temperaturas


Las altas temperaturas pueden provocar muchos efectos adversos en las personas mayores, el colectivo más vulnerable ante el calor. En este artículo queremos ofreceros unos consejos para que disfrutéis del veranito que ya llega de la mejor manera posible.

¿Por qué el calor afecta más a las personas de más de 65 años?

Con la edad se disminuyen tanto la percepción de calor como la de sed, y por otra parte, los síntomas de un golpe de calor se confunden con una sintomatología más o menos habitual de debilidad, agotamiento o confusión. La suma de estos factores hace que resulte más complicado realizar una correcta hidratación para prevenir efectos adversos.

Dentro del colectivo de personas mayores, ¿cuáles son los condicionantes que pueden influir en empeorar un golpe de calor?

Hay que tener especial vigilancia en las personas aquejadas de sobrepeso, enfermedades crónicas o neurodegenerativas, así como cuando existe una situación de dependencia física en la que al individuo le resulta más complejo cambiarse de ropa o desplazarse de un lugar donde está acalorándose.

¿Qué efectos puede provocar un golpe de calor en las personas mayores?

Si no se trata la deshidratación puede provocarse una hipertemia -cuando nuestro cuerpo alcanza más de 41 grados- que desemboque en un fallo multiorgánico, e incluso se llegaría a un estado de coma. Ante los primeros síntomas resulta vital atajar un adecuado tratamiento hidratante.

Las situaciones de dependencia, unidas a la pérdida de referencias de temperatura, pueden empeorar los efectos del calor en las personas mayores

Las situaciones de dependencia, unidas a la pérdida de referencias de temperatura, pueden empeorar los efectos del calor en las personas mayores

¿Qué síntomas se manifiestan ante una insolación?

Dolor de cabeza, náuseas, mareos, pulso más rápido de lo normal e incluso vómitos, enrojecimiento, sequedad de la piel, calambres musculares, desorientación o pérdida de consciencia. Ante estos síntomas, debe ponerse a la persona afectada a la sombra, proporcionarle frío en frente, nuca y muñecas con paños mojados, desabrigar soltando la ropa e hidratarla en sorbos pequeños con bebida isotónica, que ayude a reponer las sales minerales perdidas.

¿Qué consejos podemos seguir para evitar la deshidratación?

Unas recomendaciones básicas contra las altas temperaturas, basadas en la hidratación y en el cobijo del sol, ayudarán a sobrellevar el verano

Unas recomendaciones básicas contra las altas temperaturas, basadas en la hidratación y en el cobijo del sol, ayudarán a sobrellevar el verano